Share It

jueves, 23 de mayo de 2013

Estereotipos en redes sociales.


MEDIOS DE COMUNICACIÓN:

Redes Sociales, Estereotipos y su influencia en la adolescencia.

Introduccion:
Hoy en día estamos insertos en una sociedad donde lo más el desarrollo de las sociedades se produce a través de los intercambios de información, vivimos la era de las comunicaciones. Desde sus comienzos, donde su función era netamente informar y comunicar, los medios de comunicación han cambiado mucho llegando en muchos casos a desvirtuarse sus objetivos y convertirse en elementos manipuladores de la sociedad. Los medios de comunicación juegan un papel importante en el enriquecimiento social y estamos totalmente ligados a ellos, desde escuchar las noticias por la radio, hasta realizar compras vía Internet. , tanto es así que estamos en un punto donde estas nos dominan; guían el curso de nuestras vidas y dictan nuestras formas de conducta. Es en ese punto donde los seres humanos deberíamos dibujar la raya y establecer un límite, pero nuestros ojos se enceguecen y nos dejamos llevar adoptando lo que los medios nos dictan..... es aquí donde se forman los estereotipos, modelos de conducta que se convierten en esquemas profundamente arraigados en nuestras mentalidades al punto que los adoptamos como parte de la “naturalidad” humana.

Un estereotipo es la percepción exagerada y con pocos detalles que se tiene sobre una persona o grupo de personas que comparte ciertas características, cualidades y habilidades, y que busca «justificar o racionalizar una cierta conducta en relación con determinada categoría social»
estereotipos son la vista de la mente.
Aunque los estereotipos nos parezcan algo grande, algo en lo que los medios de comunicación tienen un alto grado de responsabilidad, en realidad no es tan así ya que un estereotipo puede ser una idea colectiva que se tenga respecto de cualquier cosa, como podría ser una característica, entonces, por ejemplo, si un grupo de 10 o incluso menos personas que piensen de la misma forma acerca de cómo se debe combinar los colores para vestirse, han creado un estereotipo, pero específico de ese grupo de personas; entonces un estereotipo, en rigor, no siempre es algo masivo, pero son los otros, los que sí tienen que ver con los medios de comunicación, los que afectan la psiquis de las personas y que pueden alterar, como consecuencia, el curso de la sociedad.
Si tratamos de definir la palabra “estereotipo” como lo haría un diccionario obtendríamos una definición más o menos así: “Conjunto de ideas que un grupo o una sociedad obtiene a partir de las normas o patrones culturales previamente establecidos”. Esto demuestra que en el fondo los estereotipos son el producto de la atribución de una determinada característica a objetos (o grupos de personas), que tiene su origen en una generalización indebida o demasiado aproximativa y arbitraria de la realidad, y que, por lo tanto, tiende a prescindir de cualquier conclusión lógica o de una comprobación experimental.
Aunque se reconozca a los estereotipos una cierta utilidad en la comunicación humana es evidente que tienden a transformar datos imprecisos en descripciones rígidas, las que se adoptan como parte de lo típico. Los estereotipos también tienden a identificarse con los prejuicios sociales que nacen de una falsa generalización de algún hecho en particular, y que derivan, más que de una conclusión intelectual, de una profunda participación afectiva que rechaza las indicaciones que señala la experiencia (prejuicios).
Los estereotipos se transmiten y promueven por diversas vías, tales como la educación formal y la educación informal, principalmente en el núcleo familiar y a través de los medios masivos de comunicación. Cuando prendemos la televisión, la radio o abrimos una revista, le estamos abriendo la puerta de nuestro hogar y de nuestra mente a una serie de ideas y de imágenes que, si bien, por un lado, reflejan la realidad, nos informan y nos entretienen, por otro lado presentan una visión reducida y tendenciosa de cómo vivir, como pensar, como vestir, como SER.
En la actualidad existen muchos estereotipos que pueden deberse a diferentes características como clase social, edad, religión, etnia, sexo, y la lista podría llenar esta página y los medios de comunicación son uno de los principales culpables ya que a través de muchas estrategias comerciales logran establecer modelos de conducta o apariencia que la mayoría de las personas tratará de adquirir. La comunicación presenta estereotipos de casi todos los “tipos” de persona (hombre, mujer, niño, anciano, político, dueña de casa, homosexual y un largo etcétera).






La comunicación y los estereotipos

Todas las personas, casi por instinto, trataremos en algún momento de nuestras vidas de encajar en alguna clase social o grupo y para ello se hace necesario cumplir con los requisitos necesarios para llegar a establecerse en uno. La comunicación es el medio que se preocupa de establecer dichos grupos. A través de comerciales de alguna casa comercial que muestra modelos vistiendo la ropa de la temporada, por ejemplo, establece como deberían ser las personas para poder verse bien con esa ropa e inconscientemente las personas trataran de verse como los modelos del comercial. Si bien los comerciales utilizan estrategias de marketing para llegar al consumidor, lo hacen muy bien hasta el punto de dominarlos. Luego las personas al ver una y otra vez el comercial irán aumentado las ganas de cumplir con el estereotipo que este estableció. Pero la moda es solo un caso ya que las comunicaciones están repletas de estereotipos que van desde que ropa se debe usar hasta la marca de detergente que se debe comprar.
En el fondo la comunicación es el medio por el cual nos llega la información y que nosotros sin realizar un análisis lógico, la estereotipamos.
Los contenidos de la mayoría de los medios de comunicación, como es el caso de las telenovelas o los anuncios publicitarios, presentan estereotipos o modelos de personas ideales, con los cuales nos comparamos, o bien, imitamos y que constituyen una vía eficaz para preservar la idea de desigualdad entre hombres y mujeres.

Los estereotipos de género:

“Desde nuestro nacimiento hasta nuestra muerte.”
Los estereotipos si bien se deben en gran magnitud a los medios de comunicación, existen otros, que desde que nacemos nos son inculcados, que tenemos impresos en nuestra mente que ya son parte de nuestra realidad: los estereotipos de género.
Desde que nacemos y nuestras familias saben de nuestro sexo, inmediatamente comienzan a estereotiparnos: si el recién llegado es niña se le vestirá con ropas rosadas y su dormitorio se pintará con colores similares y sus repisas tendrán muñecas y peluches; si el bebé es varón se le vestirá con colores celestes y sus juguetes serán desde ese momento autos de juguete, legos, rompecabezas; estos son los primeros rasgos diferenciadores que tendrán damas y varones a lo largo de toda su vida.


¿REDES SOCIALES Y SU RELACION CON LOS ESTEREOTIPOS?

Las redes sociales intervienen a gran escala, por ejemplo "la moda" los adolescentes, la manera de actuar o de vestir, muchos lo hacen porque  los demás lo siguen y hacen  (que de hecho así es como se propaga la moda), las redes sociales influye mucho en la ignorancia de los jóvenes, ya que comparten todo tipo de información personal incluso con desconocidos.
Las redes sociales están hechas para la gente, si la gente difunde cosas negativas, los adolescentes las adquirirán  uno lanza una piedra, mañana todos lanzaran piedras, esto funciona así, no con todos evidentemente.

Los jóvenes  la mayoría  son ignorantes, hacen lo que los demás  contestan a sus padres y a sus amigos no, hacen + caso a sus amigos que a sus padres, al final acaban cayendo Y recurriendo a los padres,evidentemente.



Simplemente los jóvenes hacen esto para ser aceptados socialmente y no quedarse marginados, aunque sea inconscientemente, pero funcionan así (no todos, pero la mayoría  tambien eso es a causa de ser indeciso o no ser auto suficiente.

 En pocas palabras uestereotipo es un patrón o modelo de conductas.
En una película, un estereotipo nos sirve para comprender -desde el principio- las características de un personaje. De hecho, y a diario, solemos encasillar a las personas en “estereotipos”, incluso sin darnos cuenta. Cuando uno de estos estereotipos es llevado con éxito a un libro, los lectores disfrutan con el personaje, porque este se adapta al modelo preconcebido que tiene el lector en su mente. Y a partir de ahí es que surge la risa, el regocijo, la carcajada: justamente cuando el escritor ha logrado esa coincidencia entre el personaje literario y el personaje mental de sus lectores.
Saber explotar un estereotipo (ya sea en un blog, en un libro o en las redes sociales) es un golazo y puede tener créditos de todo tipo. Hay quienes haciendo gala del ingenio, la creatividad, etc. saben sacarle el jugo a estos estereotipos. Podemos verlo a diario con los famosos fakes de Twitter, que tienen miles de seguidores twitstars o poetweets. Algunos se inventan y/o crean una personalidad similar a la de un estereotipo, y a partir de ahí empiezan a tener relevancia, popularidad o prestigio.
 El problema –desde nuiestro piunto de vista- es cuando muchos de los lectores de ese primer estereotipo (bien logrado) quieren hacer lo mismo. Ya no tiene gracia, ya no es divertido. Todos como “monitos” haciendo lo mismo, todos intentando repetir un poco de esa genialidad primigenia que supo plasmar magistralmente el “primer estereotipo”, quien la mayoría de las veces suele ser una parodia de las características más notorias y comunes de algunas personas.
Los estereotipos ya estan muy de moda en las redes sociales, ya no hay originalidad como antes.


Famosas
Un ejemplo de los estereotipos en las redes sociales y medios de comunicacion han sido los artistas, que son victimas del "estereotipo" en redes sociales que es un medio de comuniacion, artistas como la famosa actriz y cantante Anahi fue anorexica y en su tiempo muy criticada por redes sociales y llego el momento en que a cualquier persona por el simple hecho de no comer ya las llamaban "anorexicas" y les decian -Eres Anahi 

Keira Kinghtley

Amy Winehouse

Un ejemplo de esto que hablamos es la famosa actriz Angelina Jolie, ¿sabias que?...
Angelina Jolie tuvo que ser hospitalizada de emergencia, al parecer, por una sobredosis de pastillas que consume para mantener su peso de 43 kilógramos, según informó el diario The National Enquirer.
De acuerdo con fuentes de este medio, el régimen de la mujer de Brad Pitt consiste en pequeños bocados de la comida de sus hijos, dulces sin azúcar, café y un poco de carne de res, nunca más de 600 calorías, además de unas píldoras para quemar grasa y suprimir el hambre.
The National Enquirer publicó que los empleados de la actriz la encontraron inconsciente y sin respirar en su habitación, por lo que llamaron al teléfono de emergencia y una ambulancia la condujo al hospital, donde permanece internada.
El estado físico de quien es pareja de Brad Pitt, ya era bastante preocupante para sus allegados. Jolie mide 1.73 metros pero pesa sólo 43 kilos, una relación que parece demasiado crítica.
Informes pasados de prensa indicaron que Jolie consume en forma esporádica un medicamento llamado Hoodia, de origen sudafricano y muy parecido a las metanfetaminas.
Angelina habría sufrido una sobredosis de dichas píldoras, que parecen contener anfetaminas y otros aceleradores metabólicos.
Por más que su pareja le ruega que lleve un régimen alimenticio adecuado a sus actividades y constitución física, la madre de seis niños está decidida a mantener una delgadez extrema, a costa de su salud.


"Los estereotipos sociales obstruyen la autentica busqueda de la felicidad,
pero maquillan el vacío de quienes no se escuchan a si mismos."

Estereotipos de género y vida cotidiana.

Las ideas, normas y estereotipos de género varían de cultura en cultura y en cada sociedad. Varones y mujeres pueden manipular las ideas y los comportamientos basados en el género para usarlos en su propio beneficio, aparentemente sin perjudicar a nadie, pero al mismo tiempo reforzando los estereotipos (p. ej., la mujer llora o coquetea para conseguir algo).
Las ideas estereotipadas acerca de los atributos de varones y mujeres pueden ser riesgosas en la medida en que limitan nuestro potencial para desarrollar al máximo nuestras capacidades.
Si aceptamos los estereotipos como guías para nuestro propio comportamiento, ello impedirá que determinemos nuestros propios intereses y habilidades, desanimando a los varones a que participen en el supuesto trabajo de las mujeres (como cuidar a los hijos) y llevando a las mujeres a no elegir roles tradicionalmente masculinos (como estudiar ingeniería y practicar ciertos deportes).
Es muy difícil ser sensible al género todo el tiempo. Los estereotipos de género influyen en las ideas y acciones de casi todos nosotros. Ser sensible al tema de género no significa que no reconozcamos las diferencias entre varones y mujeres. Algunas diferencias permanecen porque son biológicas. A veces optamos por mantener algunas diferencias aun en el contexto de relaciones igualitarias entre varones y mujeres (por ejemplo, las convenciones de cortesía).
Podemos disfrutar al desempeñar roles y atributos usualmente asociados con el propio sexo. Lo importante es que todos sepamos que son creencias o suposiciones que parecen ser “naturales” cuando no lo son y que es importante cuestionarlas cuando son obstáculos para que tomemos nuestras propias decisiones sobre lo que queremos hacer.
El hecho de ser varón o ser mujer no debe ser motivo para que te excluyan, te menosprecien o te prejuzguen. No dejes que te discriminen o que discriminen a otros jóvenes por el hecho de ser varón o mujer.
Si querés aprender más sobre sexualidad y género podés hacerlo recurriendo a nuestro “baúl de recursos”

Los hombres también son capaces de bailar, siempre y cuando lo disfruten.
El estereotipo femenino suele estar compuesto por creencias tales como que las mujeres son emocionales, débiles, sumisas, dependientes, comprensivas, cariñosas y sensibles a las necesidades de los demás. No obstante, esto no quiere decir que en realidad lo sean, tan sólo que tienden a ser percibidas de este modo. Por otra parte, según el estereotipo masculino, los hombres son duros, atléticos, dominantes, egoístas, agresivos, competitivos y con tendencia al liderazgoSin embargo, esto tampoco se corresponde necesariamente con la realidad, sino que se trata de una percepción generalizada.
A veces no importa lo que los demas piensen si no lo que tu quieres
y te hace feliz.
Asimismo, los estereotipos de género responden a la necesidad de encontrar una explicación psicológica a los hechos sociales. De este modo, se tiende a racionalizar las relaciones injustas entre hombres y mujeres aludiendo a diferencias en determinadas características que conforman el estereotipo, justificando con ello la existencia de las conductas discriminatorias. Por ejemplo ante la pregunta “¿Por qué hay tan pocas mujeres directivas?, una posible respuesta estereotipada sería la siguiente: “porque carecen de las cualidades que se requieren para desempeñar estos puestos”.
Por último destacar que los estereotipos de género también actúan en detrimento de los hombres, si bien su impacto suele ser menor, debido sobre todo a la tendencia estereotipada de atribuir a las mujeres un papel subordinado en la sociedad, que ha ocasionado que sean objeto de discriminación en mayor medida.
Las mujeres adultas aparecen en los anuncios como ama de casa, madre, trabajadora, sabia (con respecto a los asuntos del hogar), paciente, bonita, etc. De esta forma los estereotipos que existen sobre la mujer son trasmitidos día a día por televisión y se encargan de acentuar unos rasgos negativos que no representan lo que es el género femenino, excepto en la mente de los varones que perpetúan como algo natural esos estereotipos. Ejemplo de esto son los comerciales de detergentes, comida y otros artículos de uso familiar los cuales presentan a la mujer como la típica ama de casa, débil, indefensa, dependiente (de un hombre), delicada y sensible.  Por su parte los vendedores de bebidas alcohólicas y cigarrillo, por ejemplo, utilizan la imagen de la mujer bella, delgada, eternamente joven, seductora, y tonta, la cual aparenta no tener un cerebro propio.  Además, otra imagen muy utilizada es la de la mujer vana y consumidora, la cual compra por comprar y esto le brinda una satisfacción ilimitada.  Esta imagen es muy utilizada por los vendedores de productos de belleza y los dueños de centros comerciales. 


Conclusion

  • Los medios de comunicación tienen el potencial de manejar masas y poder definir las conductas de esta; entonces así como determina estereotipos que afectan a las sociedades, también debería enviar mensajes que informen o enseñen acerca de estos, para no caer en ellos y así no crear sociedades depresivas y que rechacen su propia persona.
  • Las mujeres son prácticamente las más afectadas por las comunicaciones ya que están estereotipadas al máximo al punto que todas se podrían encajar en un estereotipo, debido a los comerciales y, más que todo, a la moda que día a día muestra a mujeres extremadamente delgadas, modelo que la sociedad femenina intentará imitar, estas son también las razones por las cuales existe un gran número de mujeres que presentan trastornos alimenticios como la anorexia y la bulimia.
  • Para no establecer los estereotipos en las sociedades el público debería analizar y tratar de comprender la información que llega de los medios antes de estereotiparlos, de esta forma se darían cuenta de que los modelos que tratan de seguir muchas veces están desvirtuados y distan de la realidad con el fin de vender.
    El establecimiento de estereotipos en una sociedad comienza con los niños que se alimentan de lo que ven todos los días en la televisión, por ende los padres cumplen un papel fundamental en este ámbito ya que deberían guiar a sus hijos, pero sin caer, claro, en estereotipos.
  • A pesar de que vivimos en una cultura de estereotipos sexistas, en los que aparentemente se privilegia al hombre sobre la mujer, en realidad los estereotipos afectan negativamente a ambos géneros, al constituirse en patrones o “paradigmas” divisionistas que no permiten el descubrimiento, el desarrollo y la expresión de cualidades y valores propios del ser humano, sin distinción de sexos.

    ¿Tú cuál eres?




 INTEGRANTES:
Jorge Góngora
Alejandra Cabrera
Ivana Rosales
Aylin Puerto